LA BODA DE MI HERMANA: LA CELEBRACIÓN

20.12.2015 19:27

Para la celebración de la boda, prácticamente desde el primer momento, tuvimos muy claro que confiaríamos en el Grupo La Toja, y el lugar elegido no podría ser otro que La Casería de Las Palmeras.

Mi hermana siempre quiso una boda al aire libre, y éste era el sitio perfecto para ello.

Tras unas fotos en el entorno de la Iglesia, los novios, llevados por mi hermano Luis y su novia, se dirigieron a la Casería.

Allí, recibieron a todos y cada uno de los invitados con una refrescante limonada, y les agradecieron su presencia en este día tan especial.

 

El cocktail se celebró en la zona de la piscina, adornada de forma campestre donde destacaban la bienvenida con unos bonitos cuadros de los que ya os hablé, el seating hecho a base de pales en madera blanca con tarjetas individuales  y las iniciales de los novios rodeadas de velas.

Reseñar también ,que junto a una variada selección de canapés, pudimos disfrutar de  tres estaciones: pulpo gallego, steak tartare (capricho del padrino) y Moët Chandom (capricho de la novia), el cual se pudo degustar a lo largo de toda la boda.

Durante las dos horas aproximadas que duró el cocktail, los novios aprovecharon para hacerse fotos y disfrutar de todos sus invitados.

La cena se celebró en la Terraza, presidida por una preciosa fuente y rodeada de frondosa vegetación e imperiosos arboles. A ella, los novios, algo cortados, todo hay que decirlo, entraron al son de Mi Gran Noche de Rafael, siendo preludio de todo lo que nos esperaba.

Las mesas estaban vestidas con una manteleria en tonos beige, dejando todo el protagonismo a los centros de mesa conformados por jaulas en hierro blanquecino repletas de paniculata.

Con la cena comenzaron los regalos y sorpresas: La señoras encontraron en sus asientos un chal  y los caballeros un regalo muy curioso, una tarjeta de participación en el euromillon durante todo un año con la fecha de la boda.

En  cuanto a las sorpresas, la primera de ellas, fue que mi hermano y su novia, encontraron en sus sitios unas pizarras que indicaban que eran los siguientes y que a día de hoy cada vez que llego a casa de mi hermano y la veo colgada en su pasillo hace que esboce una sonrisa.

Dado que el cocktail había sido copioso, optaron por una cena ligera compuesta por ensalada de bogavante y pato confitado, todo ello regado con vino Pago de Carrovejas y Rueda.

Con el postre, continuaron las sorpresas. 

Junto a la entrega del ramo y de los ramitos, que ya os conté en el post que dediqué a las flores, la novia había preparado un regalo muy especial para las embarazadas y mamis primerizas que había en la boda, y que eran nada más y nada menos que 8. El regalo consistía en un gracioso babero que rezaba “Yo tambien estuve en la boda de Pedro y Mamen”. 

Ni que decir tiene, que a todas les encantó y conforme esos bebes han ido naciendo han recibido los novios la correspondiente foto luciendo su regalito.


Todo esto hizo que la cosa se retrasara un poco, y sobre la marcha decidimos que el café se sirviera ya en la zona del baile y para así dar comienzo cuanto antes a la fiesta.

El baile tuvo lugar en el Salón Renacimiento, un amplio espacio que nos permitió crear distintas zonas para disfrute de todo el mundo.

Antes de que diera comienzo la fiesta, pudimos ver un montaje de las fotos de los preparativos y la ceremonia , lo cual es todo un lujo, y uno de los servicios que hizo que los novios se decantaran por el trabajo de Juan Antonio Amate.

Y después de esto, llego el momento del vals. El escogido, no podía ser otro que El Danubio Azul. 

Lo  abrió la novia con el padrino, luego fue el turno del novio y la gente no dudó en lanzarse a la pista para acompañarlos.

Pudimos disfrutar de una maravillosa Candy Bar, regalo de unos amigos, y de un Fotomatón, que estaba decorado como una caseta de Feria en honor a la Asociación Feriante a la que los novios y muchos invitados pertenencen. Fue una de las cosas más divertidas de toda la boda como muestran las fotos y el album de regalo que tienen los novios.

A lo largo de la fiesta, la música, de manos de DJ Jesus, se alternó con un par de actuaciones. Los que nos conocen saben que somos  muy flamencos y el grupo de amigos de la novia, encabezados por mi hermano, decidieron regalarles unas sevillanas , sus primeras sevillanas de casados. En esos momentos la novia ya lucía la segunda versión de su vestido, se había soltado el pelo y cambiado sus altisimos zapatos de tacón por unas esparteñas rosa bebe de HoSS Intropia para darlo todo.

vimeo.com/149571405

Otro de los momentos más esperados fue el “Me Voy a Casar”. Os explico. Desde hace algún tiempo son varios los amigos de mis hermanos que se han casado y haciendo gala de esa vena flamenca que os comentaba, mi hermano siempre les dedicaba una rumba hecha sobre la marcha titulada Me voy a casar. Y en la boda de su hermana chica con uno de sus mejores amigos no podía faltar.

Os dejo video del momento (perdón por la calidad), que fue precioso e inigulable.

vimeo.com/149566128

Y casi sin darnos cuenta, nos dieron las 8 de la mañana, y todo había terminado...no solo el día más feliz de mi hermana, sino  también uno de los míos.

 

Hasta aquí mi crónica sobre La Boda de Mi Hermana. Espero que hayáis disfrutado leyéndome tanto como yo escribiendo. 

Tras el descanso navideño, el Blog volverá con nuevos eventos, y muchos consejos para ayudaros en vuestras celebraciones. 


Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!!!


Simplemente, Vir. 

PD: Este último post de la que ha sido la primera boda de "Todos los días de mi vida" me gustaría dedicarselo a esa niña que esta en camino y que será mi primera sobrina, y a la que estoy deseando verle la carita!!!

Fotos by Juan Antonio Amate

Video by TomaVistas.



Tema: LA BODA DE MI HERMANA: LA CELEBRACIÓN

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Contacto

Todos los dias de mi vida Avda de Madrid 44 7D
Jaen
23008
627955156 Todoslosdiasdemivida2015@gmail.com
To Top